La limpieza del sensor

¡No más polvo en el sensor!

Cada sensor de la cámara recoge suciedad de forma permanente – desde el aire al cambiar los objetivos (carga estática) o por sí mismo por desgaste mecánico. Al retocar la imagen, aunque por lo general no es un problema, las pequeñas manchas se pueden eliminar con la herramienta. Pero si eso ocurre en muchas fotografías, entonces es cuando nos ponemos nerviosos. Cada partícula que tenga el sensor aparecerá en la imagen a través de manchas oscuras. Si estos “individuos” aparecen siempre en el mismo sitio, entonces es que el sensor está sucio. Por desgracia, no siempre la función de limpieza automática del sensor da resultados satisfactorios. Entonces coloque el cepillo del sensor Rollei con el que puede limpiar fácilmente la suciedad y el polvo; con cuidado y con el pulso seguro. Para una limpieza profesional, Rollei ofrece el equipo de limpieza adecuado.

 

Sensor sucio Sensor limpio  

 

5 consejos para limpiar el sensor  

1. Compruebe de forma continua sus imágenes en busca de manchas.  
2. Procure tener la batería totalmente cargada.  
3. Intente trabajar en un ambiente libre de polvo.  
4. Utilice guantes adecuados.  
5. Cada vez que limpie el sensor utilice un nuevo cepillo.

8 pasos para limpiar el sensor: ¡fácil y seguro!

1. Cargue la batería completamente. 2. Haga una fotografía y mire donde se encuentran las manchas en la imagen. 3. Ahora póngase los guantes de limpieza de Rollei. 4. Limpie el sensor con la boquilla Air Blower (fuelle). 5. Después limpie el sensor con un nuevo cepillo seco (!). 6. Haga una foto para comprobar las manchas. 7. Si fuera necesario limpie el sensor con el líquido de limpieza de Rollei, utilizando  como máximo una gota. 8. Por último, haga de nuevo una foto y compruebe si las manchas han desaparecido. Si no fuera así, repita este proceso hasta que la foto se vea libre de manchas.